.

“Creemos que..

El camino más limpio…

El desarrollo de las energías renovables ( eólica, solar fotovoltaica…) ha sufrido numerosos reveses en Cataluña y se ha visto bloqueado por múltiples factores, como la excesiva burocratización o restricciones innecesarias que han asfixiado muchas iniciativas.
En este sentido, el nuevo decreto de implantación de las fuentes renovables del Govern ha creado expectativas muy favorables que invitan al optimismo. Y es importante que estas esperanzas no se vean trucadas de nuevo. El interés que despiertan ahora las inversiones en este campo demuestra que se dan circunstancias para confiar en el despegue de estas fuentes de energía limpia.
Conviene dar la bienvenida a proyectos que apuestan por una correcta integración de estos equipamientos en el medio natural.
La energía solar fotovoltaica puede ser un buen complemento de las rentas agrarias y no tiene por qué entrar en contradicción con la protección de los espacios agrícolas de verdadero gran valor.

Cataluña no puede estar al margen de las iniciativas mundiales para prescindir de las energías convencionales y encauzarla descarbonización de la economía. “